Qué es el renting de vehículos

Qué es el renting de vehículos

La definicion basica del renting es un contrato de un vehículo a largo plazo. Tiene muchas ventajas, como que los gastos de mantenimiento ya están incluidos en la cuota.

¿Es rentable el renting de vehículos?

Ha llegado el momento de cambiar de coche y las dudas son muy normales. Son muchas opciones, entre coches nuevos, de segunda mano... pero no hay que pasar por alto otra opción: el renting. 

En función del uso que se haga del vehículo, puede ser más rentable una opción que otra. Y es que para algunos un coche en propiedad es lo óptimo, aunque cada vez más conductores optan por tener un coche de renting. 

¿Qué es el renting?

Tener un coche de renting es similar a alquilarlo a largo plazo. Quien se decante por esta modalidad no será nunca el propietario del vehículo, sino solo el inquilino. 

En lugar de pagar el importe total del vehículo al principio, quien se decante por el renting pagará una cuota fija mensual que si encuentra buena oferta podria ser muy interesante. Eso sí, lo que se evita son sorpresas: esta cuota ya incluye todos los gastos, como pueden ser el mantenimiento, las averías, el seguro...

Según el uso que cada conductor vaya a hacer del vehículo, tendrá que elegir una opción u otra. Lo que está claro es que el renting facilita más la planificación de gastos, ya que evita gastos imprevistos. En este caso, solo se pagará la cuota fija, la gasolina y, por supuesto, las multas en caso de que las haya. 

Como funciona el renting ¿Todo el mundo puede tener un vehículo de renting? 

La respuesta es simple: sí. Cualquier autónomo, empresa o particular puede tener un coche de renting. Eso sí, la tarifa mensual se calculará tomando como base algunos parámetros, como puede ser el kilometraje mensual, el modelo del vehículo, la duración del contrato... Como en cualquier coche de alquiler. 

Ventajas del renting

Cuando llega el momento de tomar la decisión, lo mejor es valorar todos los pros y los contras de cada opción. Por eso, os enumeramos las grandes ventajas del renting:

- Mejor planificación: al pagar una cuota fija, se evitan gastos inesperados para el vehículo. Así, es más fácil planificar los gastos mensuales e, incluso, anuales. 

- Empresas, autónomos y particulares: el renting se adapta a cada tipo de usuario. Y es que las empresas pueden modificar sus flotas en función de las necesidades, los autónomos pueden desgravarse la cuota y los particulares pueden tener un vehículo adaptado a sus necesidades por una cuota fija. 

- Olvídate del seguro: en la cuota mensual que se paga en el renting está incluido el pago del seguro anual. Así evitarás sorpresas como que se te pase el plazo para pagarlo, teniendo que afrontar altas multas o, en el peor de los casos, los gastos derivados de un accidente. 

- Vehículo nuevo: al no ser el propietario del vehículo en ningún momento, es más fácil cambiar de vehículo. Así nos garantizarían un coche moderno, con la última tecnología y más seguro cada poco tiempo. 

¿Qué incluye la cuota mensual y qué no? Condiciones del renting

Cuando optamos por un vehículo en renting tendremos que pagar una cuota mensual, pero a cambio podremos olvidarnos de muchos gastos imprevistos. Y es que, con ese único pago, tendremos incluidos casi todos los costes:

  • Mantenimiento: con la cuota mensual quedarán cubiertos todos los gastos de mantenimiento del vehículo. Revisiones, reparaciones… no tendremos que preocuparnos por ninguno de ellos, ya que están incluidos en el servicio contratado.
  • Seguro: como ya hemos avanzado, podremos olvidarnos de pagar el seguro. No solo será más accesible, ya que nos ahorra tener que pagarlo todo de una sola vez, sino que también puede suponer un ahorro. Y es que no es poco común que un conductor olvide su fecha de renovación del seguro, teniendo que afrontar cuantiosas multas, además de no correr el riesgo de conducir sin las coberturas necesarias. 
  • No a la depreciación: cuando tenemos un vehículo en propiedad, no hay que perder de vista que, cada año que pasa, tiene menos valor de mercado. Al ser un vehículo de renting no habrá que preocuparse de eso, ya que pasado el tiempo de contrato podremos elegir si nos lo quedamos, si cancelamos el contrato o si lo cambiamos por uno nuevo. Eso también supone un ahorro, ya que no estaremos perdiendo dinero según pasa el tiempo. 
  • Pago de impuestos: igual que no nos tendremos que preocupar por el pago del seguro, tampoco tendremos por qué hacerlo con el resto de impuestos. No correrá de nuestra cuenta, por ejemplo, el impuesto de matriculación, ya que está incluido en el pago mensual. 

No obstante, el renting no incluye todos los gastos. Hay algunos que, inevitablemente, tendrá que abonarlos el conductor:

  • Combustible: este gasto correrá a cuenta del conductor. Por eso, también tendremos que tener en cuenta el consumo del vehículo a la hora de elegirlo. 
  • Limpieza: es fundamental que el vehículo esté limpio, no solo por estética, sino también por seguridad; un vehículo limpio siempre es más visible en la carretera que uno con polvo, barro o similares. Pero este gasto tendrá que afrontarlo el conductor, que será el encargado de que el vehículo esté en buenas condiciones.
  • Averías producidas por un mal uso. Igual que el seguro de un vehículo no cubre cualquier incidente, con el renting ocurre igual. Así, si el vehículo tuviese una avería por haberle dado mal uso, será el conductor el que tenga que abonar la reparación. En cualquier caso, siempre que se haga un uso adecuado y se conduzca con precaución, este coste ascenderá a cero. 
  • Multas: si bien algunos renting incluye el servicio de recurso de multas de tráfico, no son responsabilidad de la empresa. Si decidimos no recurrir o el recurso no prospera, tendremos que hacer frente a la sanción económica, así como a la posible pérdida de puntos que conlleve.

El importe de la cuota mensual se calculará de forma personalizada para cada caso. Se tendrán en cuenta aspectos como el número de kilómetros que se va  a hacer al año, si el vehículo va a dormir en garaje, o si el conductor tiene un historial importante de sanciones.